domingo, 24 de junio de 2007

Pesimismo corpóreo


Lluvia, ojos cerrados, abandono, incompatibilidad...

Insomnio por verla de verdad. Que no la sorprenda dormida.

Calor interno que no derrite el gélido pensamiento.

Personalidad intrépida atrapada entre tanto prejuicio, tanto asfalto, tanta ciudad..., reclamando libertad.

Consuelo en el amor aunque a menudo traicionero. Rotura de platos y vuelta a la soledad, que no a la oscuridad, descubierta para aquellas soleadas personas que no entienden muy bien cómo se atrevieron a entrar.

Mundo oscuro de fantasías, sueños y utopías.
Ilusiones y amor, muerte y soledad plasmada en las poesías.
No podría funcionar si abandonase su paraíso terrenal, pero ¿qué tal un poco de azul, amarillo, verde o naranja? (porque el rojo ya lo tiene).
Buscando el silencio, un lecho frío donde descansar, apalabrando con la muerte su final.
Otro mundo, pero ¿DÓNDE? si no existe.
¿De qué se esconde?

Hay algo que no puede dejar pasar, siente que necesita encontrar una solución aunque reconoce que es inútil. Intenta que no caiga donde habita el olvido.
Impotencia al observar que se arraiga a su hábitat natural.
No se resigna a que dentro de esa oscuridad aparezca un haz de luz, invadiéndolo todo casi de sorpresa.

No convencional. No apta para muchos.
Mundo por descubrir. Caminos iniciados y mi curiosidad que sigue teniendo sed.
A pesar de no entender en ciertas ocasiones, de buscar más allá dejo de buscar respuestas.

Me encanta.

1 comentario:

Benra-Merit dijo...

Jamás pesimismo... siempre realismo ^^ Hiciste arrancar de mi cuerpo lágrimas... porque has hecho que no me sintiera tan sola este año, me has demostrado que sigue habiendo gente por la continuar sonriendo, o por las que no me debo tirar por el balcón...

Maya...