miércoles, 30 de abril de 2008

Traspapelado

Cuando llega el dolor, la desesperación y la desgracia puedes darte cuenta que realmente lo amas.
Es una situación insostenible donde se pone de manifiesto que del amor al odio hay tan solo un paso.
La angustia, el no poder respirar y el dolor se esconde detrás de un complejo de amor.
Un no puedo estar contigo que esconde el quédate a mi lado.
Ahora podrás comprender qué pasa cuando odias a alguien. Ya lo tienes en tu vida aunque sea para acordarte de su puta madre.
Lo odio porque me encantaría que sea así.

1 comentario:

Speirs dijo...

He temblado hasta la última puta pestaña...